La socialdemocracia el arma más letal contra los trabajadores

Publicado en por VIENTOS NUEVOS

El mundo lleva siglos padeciendo la explotación del trabajador por parte de la burguesía, eso es un hecho que nadie lo puede poner en duda, la burguesía ha utilizado para ello a lo largo de la historia siempre las mismas herramientas, a saber. 

El  ejército,  para la represión más brutal que uno se pueda imaginar.

La iglesia, para asustar a las clases populares diciéndoles que tienen que ser pobres súbditos porque dios lo quiere así, y hay de aquel rico, porque  le será más difícil entrar en el paraíso que a un camello por el ojo de una aguja. Bien aventurados los pobres porque ellos poseerán la tierra etc., y por lo que se ve, estas patrañas calan hondo.

Los políticos pro capitalistas, que son los que se encargan de coordinar todo para que la burguesía mantenga sus privilegios, acoten sus territorios e insuflen a los oprimidos el orgullo de pertenecer a un territorio también llamado patria por la que tendrán que dar su vida si es necesario por la defensa del mismo, todo para salvar los privilegios de la burguesía.

Hasta aquí todo vomitivo.

Pero la eterna pregunta que parece incontestable. ¿Es reversible la situación?, mi respuesta es SÍ, con mayúsculas, ¿Cómo se puede conseguir?, eso es ya cuestión más delicada, pero a mí se me antoja que el primer y principal paso hay que darlo en el desenmascaramiento de la socialdemocracia, auténtico caballo de Troya incrustado en las esferas políticas para destruir desde dentro la rebeldía revolucionaria de la clase trabajadora, hasta este momento se puede decir que lo han conseguido, y si no, miremos a nuestro alrededor y veamos los resultados de su traición.

Las esencias de la socialdemocracia se basan en el siguiente imposibilismo, “vamos a convencer al señor feudal de que reparta sus tierras con los campesinos”, uno puede pensar que esto es una forma muy educada de oponerse súbitamente a las teorías marxistas, ya que el marxismo avanzaba entre la clase trabajadora a principios del siglo XX de forma que la burguesía empezaba a tener conciencia del peligro que suponía, y no sé si de de forma espontanea ante el vértigo que producía en ciertos ideólogos la revolución, o inducido e incluso financiado por el capitalismo, no lo sé, el caso es que aquí la tenemos desde entonces.

Lenin pronto los desenmascaró, los mandó a paseo y preparó su lucha contra el capitalismo, yo creo que el proletariado del mundo debería estar más agradecido a Lenin y al pueblo ruso por lo impagable de su revolución y por lo que eso supuso de concesiones del capitalismo a la clase trabajadora, pero ojo, digo supuso, porque los acontecimientos actualmente nos dicen que el capitalismo se los está cobrando con intereses incluidos y nos está retrotrayendo a épocas feudales,  todo esto eso sí, con la anuencia de la socialdemocracia que ha caído en la denigración mas indigna que una persona puede caer, que es la traición a los de su clase.

Pero volvamos de nuevo atrás, vayamos a la revolución rusa de 1905, en ella se puede calibrar de cómo la socialdemocracia es la herramienta perfecta para la burguesía, ¿Qué ocurrió?, muy simple, el pueblo Ruso se reveló contra el poder establecido, el Zar reprimió sangrientamente la revolución, pero ante el empuje de la misma, y ante la orgia de sangre y asesinatos contra su pueblo, al ver que no cesaba se avino a dialogar con los dirigentes de la revolución y aceptó casi todas las reivindicaciones, tales como ceder los poderes absolutistas a un parlamento que sería elegido por sufragio y legalización de los partidos etc. hasta ahí todo parecía indicar que la revolución había triunfado, graso error, el Zar ayudado por fuerzas parlamentarias empezó a recuperar poderes bajo el paraguas del parlamento y todo volvió donde estaba, a un nuevo absolutismo zarista, eso sí, disfrazado de democracia, ¿les suena de algo eso a día de hoy?, pero sigamos.

Como ya he dicho antes, Lenin sabia que la socialdemocracia no tenia argumentos contundentes contra el capitalismo y ya antes de la revolución de 1905 se separó con su grupo los bolcheviques del partido socialdemócrata ruso en el cual estaba integrado su grupo,  este grupo fue el germen de la auténtica revolución comunista de 1917, Lenin sabia que el único camino para vencer al capitalismo era la implantación de una dictadura del proletariado, cosa que consiguió en su toma del poder junto a Trotski al derrocar al gobierno, éstos no tenían la intención de circunscribir la revolución al ámbito ruso, si no que su teoría era exportarla a todo el mundo. Lo que se ha venido en llamar teoría de la revolución permanente impulsada por Lenin y Trotski, y ahí es donde empezó la autentica pesadilla para el capitalismo mundial, la ideología caló entre el proletariado mundial, y las revoluciones se suceden imparables, el movimiento obrero se expande en Europa, y los partidos comunistas se hacen fuertes entre los trabajadores, en 1927-28 comienza la revolución comunista en China ejerciendo gran influencia sobre todo Asia, los frentes populares empiezan a ganar elecciones en Europa en lo que parece un caminar imparable hacia el socialismo global.

Es entonces cuando el capitalismo empieza a rearmarse y tomar la iniciativa contra el avance socialista, desde EEUU empieza una lucha sanguinaria y despiadada contra la clase obrera y sus representantes, las dictaduras fascistas empiezan a nacer como hongos por todo el globo, en Europa, Franco, Mussolini, y Hitler, toda América latina es pasto de las dictaduras más fascistas y sangrientas que uno se pueda imaginar. La primera y la segunda guerra mundial se suceden, y es después de la primera cuando la socialdemocracia se reinventa acogiéndose a las teorías económicas de un economista del capitalismo como fue John Maynard Keynes.

Keynes.

Este economista al que tanto consagran hoy en día el sector capitalista llamado socialdemocracia, lo único que hizo fue alertar a sus correligionarios capitalistas del peligro que corrían si no frenaban el desempleo que se había generado en el mundo debido al crack del 29 de EEUU, y lo que propuso fue una teoría económica que basaba la creación de empleo en la inversión pública masiva en infraestructuras financiadas a través de una gran subida de impuestos. Les vino a decir al sector burgués, miren señores, lo que ha pasado en Rusia  China y los movimientos obreros de Europa y Latinoamérica, si no dan trabajo de esta forma se quedarán sin nada, mejor que lo hagan porque ya tendrán tiempo de sobra para resarcirse, así que tranquilos.

Pero en los encuentros de Bretton Woods en 1944 fue derrotado por el sector más reaccionario del capitalismo de estados Unidos, aún así sus teorías económicas fueron adoptadas como bandera por la capitalista socialdemocracia europea. Es a partir de ese momento cuando el mundo queda dividido en dos bloques el de la URSS con el comunismo como bandera a pesar de que ya no quedaba ni rastro de los dirigentes del partido comunista ruso que hizo la revolución, y el bloque occidental, 

El avance socialdemócrata  

Con la economía de EEUU en plena expansión debido a que la guerra nunca tocó sus fronteras, y aprovechando la creación de los organismos monetarios internacionales creados en Bretton Woods  controlados por los EEUU y con el dólar como divisa universal, ayudó a la reconstrucción de Europa con el El Plan Marshall, es aquí donde la socialdemocracia empieza a tener auge aprovechando la mala propaganda que se ejerce sobre el comunismo, y transformándose camaleónicamente con su disfraz izquierdista, aprovechándose de las concesiones a los trabajadores  a las que se vio obligada la burguesía, avances sociales, tales como jornada laboral de ocho horas etc. etc. pero estos avances no son fruto sino del pánico en el que entró la burguesía por la revolución Rusa primero y China más tarde, impulsados por la Internacional Socialista dirigida por el tanden austro-alemán Bruno Pittermann-Willy Brandt desde 1963 a 1992, pero no fue nada más que un espejismo, porque solo era una relajación debido al trauma en el que estaba sumida la población mundial por la guerra fria, este impulso económico hizo que la socialdemocracia acaparara para si todos los méritos de lo conseguido, no sin antes dejar bien claro por la propaganda socialdemócrata que la alternativa marxista comunista era poco menos que una locura que nos llevaría a las monstruosidades que eran la URSS y China, todo perfectamente orquestado desde Washington con su aparato de propaganda más grande conocido en la historia, el cine americano.

No es de extrañar por tanto que los partidos comunistas europeos quedaran reducidos a algo testimonial, observando atónitos como la clase trabajadora se había dejado engañar por la socialdemocracia como defensora de sus intereses, creyéndoles de verdad que eran de izquierdas, y mientras se vivía sumido en una absurda orgia de consumo, no se enteraba casi nadie que el capitalismo había conseguido lo que ni en sus mejores sueños podría pensar desde que ocurrió la revolución Rusa, tener el control sobre las dos tendencias políticas, la derecha como es obvio, y a la camaleónica socialdemocracia, increíble pero cierto, el movimiento pendular que se da es el siguiente, ahora quiero que gobiernes tú, ahora quiero que gobierne este, y cuando le toca gobernar a la socialdemocracia le dice, oye, y vete olvidando a Keynes que lo de pagar impuestos es solo para los trabajadores, aquí mandamos nosotros, y las multinacionales son las que tienen que engordar el culo con vuestra anuencia que para eso te hemos puesto ahí. Y en esas estamos, con unos políticos socialdemócratas progres de pacotilla, que quieren hacernos creer a pies juntillas que la socialdemocracia es la panacea anticapitalista,¡¡traidores!!, sois unos vendidos al capitalismo, pero no creáis que la historia ha terminado, la historia sigue y os pondrá en vuestro sitio.

Por todo lo leído hasta aquí yo me atrevo a afirmar que la socialdemocracia nació precisamente para evitar el avance del marxismo-comunismo, una especie de señuelo para dividir a la clase trabajadora, y como he dicho antes, la historia sigue, y parece que se repite, la socialdemocracia empeñada en engañar al trabajador disfrazada de izquierda, pero resulta que como la población ya no es la de 1917 mayormente con un gran índice de analfabetismo y faltos de información, ya no pueden engañar tan fácilmente a una población como la actual, preparada y mejor informada.

¿En qué momento de la lucha de clases nos encontramos en la actualidad?, pues ni más ni menos que en un momento muy raro, me explico, después de la terminación de la guerra fría nos encontramos que las ciudadanías occidentales son bombardeadas masivamente con informaciones  anticomunistas para que se vea la verdadera cara del comunismo, las imágenes de la descomposición de la Unión Soviética y la pobreza de sus poblaciones, producto de la carrera armamentística y a la guerra comercial a la que se vio sometido todo el bloque comunista mundial, no hacen sino falsear la autentica verdad, que no es otra que lo que verdaderamente ocurrió fue que el régimen soviético no pudo aguantar la presión de la carrera armamentística a la se vio sometido por sus enemigos en una lucha desigual, tanto económica como propagandísticamente casi todo el mundo se alió con occidente. Resultado, la palabra comunismo empieza a sonar a risa. Los debates ideológicos de la izquierda, no quieren en su vocabulario ni por asomo que aparezcan las palabras Marxismo ni comunismo, casi todos abrazan la nueva ideología triunfante, el occidentalismo democrático, también llamada coalición internacional, para contentar a la izquierda se deja que las corrientes socialdemócratas se integren en el sistema dejando  todos sus pelos en la gatera, estos dan por concluido el debate de las ideas, concretamente en España Felipe González lo finiquitó , e ingenuamente se creen que les iban a dejar algo de sus esencias para justificarse ideológicamente ante sus bases y el resultado ya saben cuál es, que la socialdemocracia tiene de izquierda y de socialismo lo que yo de marciano.

 Desenmascaramiento de la socialdemocracia

La gran estafa preparada por las élites económicas, fue descubierta y puesta en primera plana de toda la actualidad mundial a raíz de la caída de Lehman Brothers, primer naipe de ese castillo que habían montado por todo el planeta, y que se derrumbó en 2008 sepultando entre sus escombros a todo el avance social conseguido en tantos años de lucha sindical, dando paso a un ataque despiadado contra la economía de los trabajadores que no había conocido parangón en la historia reciente de la lucha obrera.

Esta orgia de avaricia puesta en práctica por la burguesía, y que yo no dudo en calificar de demencial y sádica, ha servido para dos cosas por lo menos.

1-        La población mundial que se encontraba narcotizada por el desenfreno consumista y machacada por los medios de comunicación, ha podido percatarse de la autentica cara del capitalismo, volviendo a echar la vista atrás para buscar salidas.

2-        Y para mi desde el punto de vista del trabajador la más importante, ha dejado a la socialdemocracia, como se suele decir “con el culo al aire”, es ahora durante esta estafa-crisis, cuando la socialdemocracia ha mostrado su autentico rostro burgués, poniéndose al frente de los recortes ordenados por la burguesía, en todos los rincones del mundo allí donde gobernaba, y no poniendo ningún inconveniente colaborando con los gobiernos de derechas allí donde no gobernaba.

Resultado: la socialdemocracia está más muerta que viva, prueba de ello es que a partir de ya, los avances de los partidos  comunistas y antisistema por todo Europa, extendiéndose en forma de movimientos de indignados por todo el planeta, llegando incluso a poner en jaque el mismísimo corazón del capitalismo como es Walt Street por el movimiento norteamericano “Occupy Wall Street”, dejando meridianamente claro que quieren que su voz se oiga y bien alto.

Y para terminar solo quiero decir que bajo mi punto de vista, la clase trabajadora tiene que estar muy atenta para saber que la socialdemocracia es el mayor enemigo suyo, no porque sea peor que la derecha, porque son iguales, sino porque la socialdemocracia es un lobo con piel de cordero que viene disfrazada de izquierdista. Ellos ya saben que se les ha caído el disfraz, y como les diría el castizo “estáis calaos bacalaos”, sino, ¿por qué se enfadan tanto cuando por las concentraciones se grita eso de… PSOE –PP, LA MISMA COSA ES”?

 

Etiquetado en POLÍTICA

Comentar este post