TEOREMA DEL ECONOMICIDA

Publicado en por VIENTOS NUEVOS

“Todo dinero robado a la ciudadanía permanece seguro en los paraísos fiscales y en la compra de latifundios para que perpetúen el dominio”.

Es posible que no se le pueda aplicar la definición de teorema, ¿pero no se puede creer que se le parece mucho?, yo diría que sí, porque si vemos la persistencia con que se ha mantenido firme esa evidencia a lo largo del tiempo, es tan inamovible como cualquier teorema.

Pero como soy tan escéptico ya no creo ni en los teoremas, en un artículo llegué a decir que no me creía ni que sale el sol todos los días si me lo dicen ciertos periodistas, pero mira tú por dónde, se me está empezando a derrumbar mi escepticismo de toda la vida sin que me dé tiempo a abrazar alguna corriente alternativa.

Ahora resulta que estoy empezando a creer a pies juntillas que ciertos teoremas de facto, van a empezar a caer como  castillos de naipes.

 Resulta que también me ha dado por creer que todos los países del planeta van quebrar en cascada, echando por tierra todas las teorías económicas de los Economicidas y que la reestructuración de la economía mundial va a poner patas arriba el planeta.

Y que el movimiento de los indignados ha llegado para quedarse y no van a permitir ser gobernados por la pandilla de ineptos… y otras cosas, que nos está tocando sufrir.

Estoy empezando a creer (y esto ya raya con una especie de locura), que si todos los países del mundo están endeudados hasta las cejas, ¿Quién es prestamista, alguien virtual? tiene que ser la quiebra más barata imaginable, ¿a quién le ofrecemos una quita, si todo el mundo debe a todo el mundo? ¡Y yo que hasta creo que el dinero no existe, que es una cosa virtual!

Y ya para rematar y perder el poco rastro de escepticismo que me quedaba empiezo a creerme otra vez a pies juntillas que el mayor deudor del mundo quiere solucionar su problema emitiendo una nueva moneda, que solo se lo va a contar a un par de países amiguetes y el resto que se apañe.

 ¡Ya es que se me ha ido la cabeza del todo!, ¿ahora qué hago? ¿a que me agarro para pensar? ¿Cómo he podido pasar de ser un escéptico compulsivo, a creerme cualquier cosa? ¡¡Vaya problemón!! Yo me voy al loquero haber si puede hacer algo, Si es que ya me creo hasta que en menos de 15 años no habrá en España ningún latifundio ni nadie asquerosamente rico.

Etiquetado en POLÍTICA

Comentar este post