LE LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES, ¡¡Y NUNCA LO HA SIDO!!

Publicado en por VIENTOS NUEVOS

25S 

Por supuesto que aquí no voy a exponer los numerosos  argumentos que se pueden aportar para afirmar semejante sacrilegio dicho en occidente, todo lo que se pueda decir al respecto pueden encontrarlo en las páginas web del M15M, o Democracia Real Ya, lo que quiero es hacer una glosa sobre el quid de la cuestión, que no es otro que el de “lo que hoy llamamos Democracia, nunca ha sido una democracia real”, nunca, desde su nacimiento, creo que es la engaño más grande que se ha dado en la historia de la humanidad.

Veamos, el término democracia viene del griego Démos (pueblo) y Krátos (poder), lo que se traduce que el poder debe de residir en el pueblo, y no en las oligarquías (1% del pueblo), el pueblo es el que tiene que decidir los designios de las naciones asambleariamente, en la antigua Atenas la asamblea se designaba entre los ciudadanos que eran los que tomaban las decisiones (Democracia Ateniense la llaman los historiadores), o lo que es lo mismo, democracia directa, pero tampoco voy a perder mucho tiempo en contar la historia que ya está escrita y que además parece que cada historiador tiene la suya, este inciso lo pongo como observación de cómo lo que hoy llamamos Democracia tomó su nombre muy intencionadamente de la Democracia Ateniense, con el fin de engañar al pueblo y que creyese que sería igual que en la antigua Grecia, o sea que el que iba a decidir los designios de las naciones eran sus ciudadanos, esta es la mentira más grande jamás contada al referirnos al nacimiento de las democracias modernas. En las democracias que hoy se necesitan la soberanía tiene que residir en el pueblo, y no en las instituciones, auténtico cáncer que pudre todo atisbo de democracia

LA TRAMPA DE LA BURGUESÍA

Posiblemente la griega tampoco fue la primera Democracia, ya que en la historia de la humanidad seguramente muchas sociedades-tribus se hayan regido por la gobernación asamblearia y universal, pero la griega es la más documentada por ser la cuna de la cultura, dejando atrás la historia más antigua, tenemos que enfrentarnos a desenmascarar lo que hoy conocemos como democracias modernas u occidentales, y que cronológicamente se puede considerar a la francesa de 1789 como pionera, también se habla de la suiza de Rousseau, e incluso de que Nueva Zelanda fue la primera que utilizó el voto universal, pero por su importancia histórica Francia fue la primera y además nace de una revolución popular lo que la hizo ser el ejemplo a seguir para colmar las ansias de libertad de los pueblos oprimidos por las monarquías absolutistas y sus burguesías, también en ella se inspiró el movimiento de independencia de EEUU siendo además la que instauró la separación de poderes del estado, eso sí, basados en el concepto Liberal de los filósofos franceses, esto fue la gran trampa de la burguesía, que llevado a  nuestros días solo tiene que anteponerse la palabra Neo a dicha corriente y comprenderán de que hablo.

¿Por qué digo que era una trampa de la burguesía?, por una razón muy sencilla, porque la burguesía se subió al carro de la revolución del pueblo, enarbolando su bandera en contra de una monarquía déspota y trasnochada, sabedora de la incultura del pueblo no le iba a ser difícil coger las riendas de Francia disfrazando de democracia un simple cambio a su favor en las esferas de poder, el mecanismo es sencillo y además ha llegado hasta nuestros días, se le hace creer al pueblo que es el que decide permitiendo que tengan unos cuantos representantes en el parlamento pero como siempre son minoría nunca pueden decidir sobre el designio de las sociedades, se vacía prácticamente de poder a las monarquías tiránicas, y se sustituye por lo que en realidad es algo tan tirano como podrían ser los gobernantes absolutistas, ¿a que me refiero?, a las famosas y sacralizadas “instituciones del estado” poder legislativo, ejecutivo y judicial, haciendo un descanso con el cuarto o primer poder según se mire, me refiero a la iglesia, la apartaron solamente en apariencia, porque en realidad tenía y tiene mucho que decir en la influencia de los gobiernos, para terminar con Francia solo decir que una vez conseguido esto todo lo demás fue coser y cantar para la burguesía, las instituciones fueron ocupadas lógicamente por todos los estamentos sociales de la burguesía, y el pueblo volvió prácticamente donde estaba, al esclavismo.

Hasta llegar al siglo XX la historia de las “democracias” ha sido un sin vivir, golpes de estado, contragolpes, ahora suspendo el parlamento, ahora lo restauro, guerra por aquí, guerra por allá, pero claro siempre muriendo los mismos, todo hijo de vecino excepto las élites , cuando digo el siglo XX es porque a partir de ahí quiero hacer capítulo aparte, no porque no siga la cosa igual, si no porque en ese siglo nació otro tipo de democracia desconocida hasta entonces por qué nunca habían llegado a cuajar, las democracias Socialistas y comunistas.

 

El final del siglo XlX y principios del XX fue muy convulsivo para las sociedades y de un sufrimiento insoportable para la clase obrera y campesina, los amagos de revoluciones populares se sucedían en muchas partes del planeta, impulsadas por una ola de filósofos como Marx, y Engels entre otros, o desarrolladores como Vladimir Lenin,  que se devanaban los sesos intentando buscar cauces a la lucha obrera en su combate contra la burguesía opresora y dueña de todo el tejido económico de las naciones, el sueño no era otro que revertir la historia para que las masas de proletarios cogieran el control de los estados y medios de producción en manos siempre de la burguesía, pronto se darían cuenta que estos cauces eran inviables si no era con una revolución, ya que la burguesía nunca ha estado dispuesta a repartir la riqueza con el proletariado, ocurrió en Rusia en octubre de 1905, allí se dio por primera vez una revolución bastante sangrienta inspirada ya en los filósofos antes citados contra la monarquía zarista y la burguesía, pero ésta como se demostró en la revolución francesa es como los gatos, que dicen que tienen muchas vidas, y parece que con la lección bien aprendida de la burguesía francesa, hizo exactamente lo mismo, antes de sucumbir, cedió terreno al empuje revolucionario hizo como que aceptaba todas las reivindicaciones de la revolución, y no puso reparo alguno a ninguno de los puntos que le presentaron en el  llamado Manifiesto de Octubre, creación de un parlamento popular con sufragio universal etc. etc. con el resultado por todos conocido, el parlamento quedó en manos de los representantes del Zar y toda la camarilla burguesa, que con el tiempo se tomó la revancha del susto que le produjo la revolución y acrecentó su crueldad hacia el pueblo trabajador, echen la vista atrás por si les recuerda esto algo a lo de Francia en 1789.

1917, NACIMIENTO DE UNA NUEVA DEMOCRACIA

La deriva represora del régimen zarista vio truncada su trayectoria en 1917,el pueblo ruso ya había aprendido la lección de 1905 y emprendió una nueva revolución en la que quedó claro una cosa, que a la burguesía no se le puede dejar ninguna cota de poder, esta revolución se llevó por delante a toda la casta zarista siendo ejecutados, se instauró la primera democracia comunista de la historia inspirada en las tesis marxistas, nacía así una democracia basada en la negación total del capitalismo, recayendo toda la economía de la nación en los trabajadores que pasaron de ser siervos, a un régimen de colectividad con la igualdad como norma de convivencia, sobra decir que esta circunstancia sembró el pánico en las democracias capitalistas y demás regímenes feudales, y más viendo la fulgurante expansión de la ideología comunista por todo el globo, rápidamente se instauró en China, y la semilla crecía sin cesar, las “democracias” capitalistas rápidamente se posicionaron y lo primero que hicieron fue apoderarse en exclusiva del término “democracia” para demonizar a la nueva democracia del pueblo recién nacida, calificándola desde el mismo momento de su nacimiento de “dictadura comunista”, “régimen comunista”, o “dictadura del proletariado”, término este que su sola pronunciación producía pánico en las élites burgo-capitalistas, la lucha entre las dos ideológicas que se entabló fue encarnizada y se ha extendido hasta nuestros días, por lo que ateniéndonos al vaivén histórico de los acontecimientos, a las generaciones actuales no les queda otra que analizar minuciosamente ambas democracias y sacar conclusiones desde la atalaya de 2012, para con ello decidir su futuro, y darle contenido al vacío y desvirtualización que hoy supone el término Democracia, para ello vamos hacer un pequeño análisis que sirva de síntesis de los principios básicos de lo que tendría que ser, no ha sido, y esperemos que sea en un futuro.

Aquí tenemos que volver de nuevo a la “Democracia Ateniense” que aunque no era perfecta dadas las exclusiones que tenía, sí que es válida para tomar de ella el espíritu de lo que significa una democracia, que no es ni más ni menos que lo siguiente: “Democracia significa que todas las decisiones que se deban de tomar en la gobernanzas  de las naciones pueblos o tribus tienen que ser decididas por todos los ciudadanos o una representación (asamblea) de los mismos, tomando como principio sagrado la máxima de un ciudadano un voto”

Esto quiere decir que se aplique la matemática pura, sin por ejemplo leyes de D'Hondt que la desvirtúen, ni instituciones que la prostituyan, lo que quiero decir con esta pequeña explicación es que tal como he dicho anteriormente  las democracias capitalistas son cualquier cosa menos democracias representativas del pueblo.

 

Democracia occidental o democracia comunista, ¿quién está más cerca de las esencias participativas de Atenas?

En un análisis a vista de pájaro y empezando por las democracias capitalistas, tengo que decir que de democracia nunca han tenido nada de nada, solo el nombre a modo de señuelo para engañar a lo que ellos (burguesía) llaman populacho y no se les subleven, simplemente cuando la cosa se les ponía complicada en épocas puntuales se limitaban a echar un poco más de pienso en el pesebre, soltar la soga un poco más larga para un mayor albedrío y ahí se acabaron las gracias de sus majestades las democracias oligárquicas, con la soga bien agarrada para tirar o aflojar según corran los tiempos, ¿esencias atenienses?, cero, poder de decisión real del conjunto de los ciudadanos?, cero, recuerden, París 1789 para no olvidar que la burguesía nunca ha tenido que hacer ninguna revolución para conseguir el poder porque ya le viene heredado desde el feudalismo, cosa ésta muy importante para la comparativa con la democracia comunista.

La democracia comunista nació en Rusia en 1917 resultado de una revolución especialmente sangrienta contra la burguesía, que fue desterrada por el pueblo ruso, una vez asentada la revolución comenzó la construcción de un estado que tendría como principal característica democrática la elección del parlamento por medio del voto de forma universal, igualitaria, directa y secreta, y al contrario de la propaganda que desde occidente se ha hecho siempre para denominarla dictadura no era obligatoria la pertenencia al Partido Comunista de la Unión Soviética para votar y ser elegido candidato, creo que la existencia de un único partido “el partido comunista de la Unión Soviética” era más que justificada dada la experiencia de la revolución de 1905, ya que de lo que se trataba era de la construcción de una nación socialista bajo el control de los ciudadanos en condiciones de igualdad y representatividad, en cada población o comarca se elegía a un representante del pueblo por cada X habitantes, acompañados por la representatividad que emanaba de los consejos obreros que eran los que controlaban y gestionaban los medios de producción, o sea el poder ejercido de abajo arriba, ¿esencias atenienses? muchas, ya que el poder de decisión emanaba del pueblo.

Otro ejemplo significativo actual es el chino, funciona similar al Soviético, Los diputados a las asambleas populares de los niveles municipales y provinciales (Cantón) son elegidos directamente por los electores, que son ciudadanos chinos que cumplen los 18 años de edad, sin distinción de etnia, raza, sexo, profesión, origen familiar, creencia religiosa, grado de educación, propiedad privada, tiempo de residencia, gozan del mismo derecho a elegir y a ser elegidos, excepto los que por ley han sido privados de sus derechos políticos, y con una particularidad que a mí me parece muy democrática como es que en cualquier momento de la legislatura cualquier representante de una asamblea municipal puede ser revocado, y sustituido por otro si el anterior no cumple con el mandato de sus ciudadanos, esto en Occidente no lo olemos ni de lejos. ¡Esencias atenienses?, todas, el pueblo elige a sus representantes para la asamblea suprema que a su vez elige el gobierno con el mandato de la ciudadanía de base.

Aquí solo me gustaría hacer una simple reflexión sobre qué diferencia efectiva puede haber entre partido único o multipartidismo, para mí ninguna, porque díganme ¿Qué es en occidente el PPSOE? O el tándem ¿Demócratas-Republicanos en EEUU? Solo por poner dos ejemplos, pues exactamente lo mismo, partido único efectivo, de eso no cabe la menor duda, ¿el resto?, en occidente pura parafernalia para adornar la mentira.

Y termino este capítulo dando mi opinión personal que aunque en occidente suene descabelladamente, creo que las elecciones en países  comunistas son mucho más democráticas que las que se practican en occidente.

 

La economía dentro de las Democracias (alternativas)

 

Ya hemos vistos la parte de representatividad popular de las dos democracias, ahora toca analizar su contenido económico, aquí sí que no puede haber medias tintas ni matizaciones, son antagónicas por antonomasia, ya que el comunismo nació precisamente para combatir el capitalismo y arrebatarle el poder económico a la burguesía para transvasarlo a las clases populares, por lo cual vamos a empezar primero por el sistema capitalista.

El sistema capitalista es una perversión del estado natural del colectivismo primitivo, la desviación del reparto de tareas tribales, lo que quiere decir que se puede considerar contrario a la convivencia, cuando nació el primer hechicero de la tribu nació el primer capitalista, entiéndase persona que adquiere cierta influencia sobre la tribu, para con ella poder hacer creer a los demás que los designios le dicen que él no tiene que trabajar, todos los demás le agasajarán con su trabajo para proporcionarle comida y casa sin el sudor de su frente, que la tenía que tener despejada para poder leer los augurios de las estrellas, ese fue aunque pueda parecer simplón el primer embaucador con espíritu capitalista de la historia de la humanidad, luego vinieron los jefes de tribu (reyes), consejeros de reyes…y un sinfín de amigotes de reyes a los que se les concedía tierras para que las trabajasen los demás, en beneficio del señor, hasta muy avanzada la historia de la humanidad esta era la forma en que el capitalismo ejercía su poder de acaparamiento, se llamaba feudalismo, sistema que perdura hoy en día con ciertos cambios de nombres, ya que al juntarse muchas tribus para formar un gran territorio llamado nación, el nacimiento de la escritura, el intercambio cultural, y el trasiego de mercancías dio paso a lo que hoy conocemos como capitalismo moderno, pero que en esencia filosóficamente es lo mismo, que el poder económico de los territorios esté siempre en manos de unos pocos  para control absoluto del resto, dándoles algunas migajas de su granero. ¿Tienen alguna duda de quién controla hoy toda la economía de las naciones capitalistas? En España concretamente no llegarán ni al 1% famoso de burgueses multimillonarios. Por lo que se puede decir sin ninguna duda que el capitalismo es el peor de los sistemas económicos posibles para el conjunto de un colectivo. El capitalismo moderno muestra toda su perversión en el llamado rendimiento del capital financiero, que no es otra cosa que al ser posesor de toda la economía concede créditos dinerarios a quien no lo tiene, cobrando un interés determinado, con esto consigue que el trabajador tenga que pagar más retrayéndolo de su ya precaria economía, con esto el capitalista consigue un mayor control sobre el producto del trabajo, o lo que es lo mismo que el trabajador cobre menos en realidad por hacer el mismo trabajo, o que trabaje más para pagar el crédito lo que se traduce en más beneficio para el capitalista, que le llueven plusvalías de todos los sitios en detrimento del patrimonio de los trabajadores.

 

Las democracias comunistas tienen que ser enfocadas solamente desde un punto de vista de contraposición al capitalismo, lo que quiere decir que filosóficamente el comunismo está pensado para revertir a su estado natural la desviación anormal que se ha producido a lo largo de la historia de que toda la riqueza recaiga sobre ese 1%, para distribuirla en beneficio de toda la colectividad, y claro a nadie se nos puede escapar la dificultad de la tarea de corregir una anomalía enquistada en la sociedad desde el principio de los tiempos.

Al contrario que en los sistemas capitalistas, en la economía comunista los beneficios sobre el valor de la producción o plusvalías de las rentas del trabajo se asignarían a la colectividad, siendo el estado el que controla la mayor parte de la economía, los grandes medios de producción tendrían que ser controlados por los trabajadores, en beneficio del estado, tampoco están permitidos los latifundios, y en algunos casos es bastante frecuente que los minifundios se agrupen en grandes cooperativas campesinas de explotación para mayor efectividad del rendimiento, que pueden ser de propiedad privada en algunos caso o en régimen de concesión del estado en otros.

Con esta filosofía no es de extrañar que las sociedades capitalistas despotriquen sin cesar contra los estados socialistas, y los ponga en el punto de mira de toda su artillería pesada, siendo este el mayor enemigo de las mentes burguesas, su concepto es de, o ellos o nosotros, y con sinceridad, si no es a base de revoluciones es muy difícil arrebatar nada a la burguesía, y ellos siempre se infiltran en el corazón de las naciones socialistas para dinamitarlas con dinero desde dentro, no les suele resultar mayor dificultad dado la tendencia del ser humano a dejarse vencer por su hedonismo y ser pasto de la corrupción, arma absoluta del capitalismo.

 

¿Qué posibilidades de convivencia hay entre ambos antagonismos? ¿O por el contrario, la lucha encarnizada continuará hasta el infinito?

 

Este tema es muy delicado, aquí es donde afloran los dogmatismos a flor de piel y las falsedades inventadas que nublan el raciocinio, lo primero que a cualquiera de ustedes le habrá llegado a la cabeza al leer el título de este capítulo seguramente ha sido que ya está inventada la experiencia, y no es otra que la socialdemocracia, ¡ah la socialdemocracia! dulce sueño de anhelos imposibles, yo siempre he tenido la incógnita que nunca encontrará respuesta pero que a falta de la misma me respondo yo, cuando Eduard Bernstein promovió el pensamiento socialdemócrata creo que lo haría en concepto de caballo de Troya de la burguesía, creo que nunca pensó en el bien de la clase trabajadora, ¿qué le ofrecía al trabajador la socialdemocracia que tuviera más ventajas que las que ofrecía el marxismo?, solo cantos de sirena, aquellos eran tiempos de máximos, el marxismo abogaba por el todo o nada y la burguesía lo sabía, y naturalmente es mi apreciación personal, pero ante el cariz que estaban tomando los acontecimientos en toda Europa y el mundo, con los frentes populares cada vez con más agresividad había que hacer algo, el marxismo-comunismo ya era imparable sobre todo después del triunfo de la revolución bolchevique, y el pánico era muy grande, pautas a seguir, en primer lugar intentar frenarlo con el fomento del fascismo, Franco, Musolini, Hitler y todas las dictaduras sudamericanas financiadas por el jefe USA, y si eso fallaba, o simultáneamente, inyectar en las corrientes proletarias la socialdemocracia, aprovechando el arraigo que ya tenía en Reino Unido y Alemania, y por supuesto las guerras, mientras el proletariado se aniquilara entre ellos no habría tiempo para pensar en revoluciones, así sucedió en la 2ª guerra mundial, pero terminada ésta el comunismo seguía su avance, y aquí es donde la socialdemocracia salió a relucir en todo su esplendor, la burguesía se dijo…tiempos difíciles estos, hay que abrir la mano un poco, que ya llegará el momento de cerrarla de nuevo, y tirando de la socialdemocracia consiguió engañar a la clase trabajadora haciéndole creer que se puede ser socialista y controlar los medios de producción aunque estos estén en manos del patrón, ¿Cómo? Sencillo, permitimos el avance del sindicalismo de clase, vamos cediendo a sus reivindicaciones hasta donde sea soportable y les permitimos creer que ellos tienen el control de la situación en las fábricas y medios de producción, porque la alternativa es el comunismo.

 He aquí el quid de la cuestión, la socialdemocracia nunca ha conseguido nada para el trabajador, y todos los avances sociales que se han venido consiguiendo desde la 2ª guerra mundial hasta nuestros días han sido producto del miedo de la burguesía a las revoluciones comunistas, de ahí lo de echar más pienso en el pesebre, la socialdemocracia solo ha sido una especie de notario que daba fe de los acuerdos alcanzados por las reivindicaciones sindicales, que todavía algunas organizaciones tenían el marxismo como meta, pero que ante tan ilustres notarios con nombres tan rimbombantes como “Partido Socialista Obrero Español” tenía uno que ser muy avezado para no sucumbir sentimentalmente cuando nos emocionábamos cantando la internacional, el matrimonio de la socialdemocracia con la burguesía les ha sido precioso mientras duró el engaño, y ahora  con eso de que las paredes de las viviendas populares son muy finas se ha sabido que esas trifulcas que tenía a menudo solo eran fingidas, y por las noches retozaban cual matrimonio enamorado, es más, ya nunca se separarán,  tales aseveraciones están siendo avaladas por los acontecimientos que vivimos en estas fechas, la burguesía crecida ha mandado a paseo a tan incomodo compañero de viaje porque estaba harta de soportar tantas concesiones, se ha hecho fuerte con el fascismo como bandera, y nos ha despojado de un solo plumazo de todos los derechos conseguidos  con la aquiescencia y complicidad de la socialdemocracia, por lo tanto desde aquí les pregunto a los fieles seguidores de la socialdemocracia, ¿para  qué ha servido la socialdemocracia desde su nacimiento hasta hoy?, la economía en manos de la burguesía, el trabajador tan humillado como siempre, ¿Dónde estamos ahora? ¿Por culpa de quien?, la burguesía sabia que dando la apariencia de democracia y los sindicatos luchando por sus reivindicaciones no iba a resultar nada difícil que las socialdemocracias relegaran a los partidos comunistas al rincón de la historia, como así sucedió y más todavía después de la caída del la URSS, para los partidos comunistas fue un duro golpe que les hizo replantearse toda la estrategia política para poder sobrevivir, pero su lucha no ha sido en vano, en pleno corazón de las democracias occidentales todavía conservan sus esencias, aunque todavía no se atrevan muchos de ellos a airear el marxismo como eje del cambio que hoy se necesita.

En las democracias occidentales hablar de comunismo o simplemente de marxismo, es que es una cosa alucinante, enseguida te sueltan, el odio que les han inculcado hacia el comunismo, bien orquestado por la clase política y el sector del clero, sueltan las cuatro frases tópico que les han enseñado sobre las miserias en Rusia, Cuba, China. Korea, etc. y ni se plantean si son verdad o mentira, ni tampoco se puede intentar ningún debate, lanzan su perorata se dan la vuelta y ya está dicho todo, ¿pero te das cuenta como estamos de mal, que pasamos hambre? pues vete a China y veras lo que es hambre te contestan, no sé si alguno de ustedes le habrá ocurrido, pero yo he llegado a leer a alguien decir que  antes de vivir bajo el comunismo prefiere pasar hambre y esclavitud laboral toda su vida ¡toma ya!

La paradoja de todo esto es que en las democracias occidentales tal como ya he dicho alguna vez, el marxismo está penetrando como cuchillo en la mantequilla, eso sí con cierto tipo de disfraz en la forma de redactar los discursos, ¿será posible que la burguesía se deje derrotar en su propio terreno? ¿Tendrá cabida Marx en las mentes de las sociedades capitalistas? ¿Se puede llegar a cierto estatus intelectual que permita la estructuración marxista de las sociedades pero con otro disfraz para eliminar fantasmas? Yo creo que sí, por lo menos hasta que el pueblo trabajador coja conciencia plena de quien es su enemigo y no se relaje en su lucha contra el capitalismo cediendo un solo milímetro de sus conquistas, como está ocurriendo ahora mismo que nos están retrotrayendo directamente al feudalismo, ¿pueden convivir las dos tendencias?, para mi es imposible, mientras la burguesía sea dueña de todo el tejido económico el trabajador tiene la obligación de alargar la lucha hasta despojar a la burguesía de todo su poder.

 

¿Alguien de ustedes si pertenece a la clase trabajadora podría decir que el marxismo es malo?

Mucho ha llovido desde las revoluciones socialistas de principio de siglo XX, muchas vueltas ha dado el mundo, mucho avance industrial y tecnológico, mucho avance en medicina, hemos subido a la Luna, hemos llegado a Marte, pero si observamos detenidamente hay algo que se ha parado y que no ha cambiado nada, observe bien si usted es un trabajador en paro o con un asalariado del hambre, ¿quien tenía a principio de siglo XX  y antes todo el poder económico  controlado?, la burguesía, ¿Quién lo tiene hoy?, la burguesía, ¿quién provocaba todas las interminables guerras que la humanidad venía sufriendo sin cesar?, la burguesía, ¿Quién sigue provocando las mismas guerras y con las mismas pautas?, la burguesía, ¿quien sufría y sigue sufriendo en sus carnes las crueles consecuencias de muerte y hambre?, el pueblo trabajador, al que obligan a cambiar las herramientas de trabajo por las herramientas de matarnos unos a otros, esto es lo que hemos avanzado en un siglo de luchas sociales, nada, las distintas facciones de las burguesías, entre las nacionalistas, las clericales, las monárquicas, la banca, y los poderosos han conseguido inculcar en la ciudadanías tal empanada mental con tal de distraer la atención para que defiendan sus intereses ciegamente, que cuando no es por dios, es por la patria o por el rey, el caso que siempre habrá gente para dejarse matar por cualquiera de esas causas, esa es el arma de la burguesía, la captación de fanáticos defensores de lo indefendible.

 

Hoy está pasando algo curioso en las democracias capitalistas, la irrupción de internet en la vida de la ciudadanía ha servido para que la información veraz y sin censura circule de boca en boca por todos los rincones del planeta, ello ha dejado con sus vergüenzas al aire a la prensa oficialista fiel aliada de la burguesía y hemos podido percatarnos hasta que punto nos tenían engañados, hoy, gracias a una legión de ciudadanos que han transformado el periodismo amateur en el auténtico motor del flujo de información y opinión que se canaliza a todos los sectores de la sociedad, se puede decir que ya nadie puede desinformar, porque cualquier comportamiento inadecuado por parte de los estamentos de poder es puesto en circulación en segundos a los millones de ciudadanos que hoy beben en las fuentes de las redes sociales ya no se les puede engañar, porque hasta los muy dogmáticos empiezan a reconsiderar sus posiciones absurdas de defensa de las burguesías y por ende del capitalismo, su poder de convocatoria ya está de sobra experimentado y contrastado, los movimientos de indignados  que comenzaron con la primavera árabe se ha extendido por todo el planeta, al nacer como movimientos no violentos ha desconcertado a todos los gobiernos sátrapas que hoy gobiernan en el mundo, y no han podido encontrar justificación para el incremento de la deriva fascista que están adoptando, no reparan en gastos, se sacan leyes a medida para amedrentar a la población pero se encuentran con que cada vez crecen más los movimientos de indignados, la aberración está llegando a tal punto que se están sacando leyes que conllevan cárcel por el solo hecho de protestar haciendo una sentada pacífica en una plaza, o prohibiendo la homosexualidad durante 100 años como en Rusia, aberrante, están tan atemorizados de su debilidad que solo encuentran respuesta en aplicar el fascismo como única forma de mantener sus privilegios, que es en realidad lo que siempre han hecho.

 

Como decía antes y volviendo al hilo del título de este capítulo, está ocurriendo que las poblaciones ya se han percatado de forma definitiva quien es el enemigo del pueblo, y están dispuestos a no dejar la lucha, pero como el movimiento empezó siendo bastante transversal ideológicamente, las organizaciones políticas y en especial los partidos marxistas del espectro de la izquierda les costó coger la onda de por dónde iban los tiros, el movimiento en España por ejemplo, huía desde el primer momento de la etiqueta de ser un movimiento marxista o  comunista ni de ninguna afinidad política, pero sin embargo hay que observar la curiosidad de la que les hablé, en los puntos de exigencia que ya publicitaban por las asambleas, se declaraban anticapitalistas, asamblearios, rechazaban estas democracias corruptas porque como ellos dicen y asevero yo en el título de esta reflexión no son democracias, denuncian el sistema financiero como arma de los corruptos, exigen el reparto del trabajo entre toda la sociedad, el control por el estado de los principales motores de la economía, como el energético, sanidad pública, educación pública, una banca pública, y una regulación y control severo del sector financiero privado, separación efectiva del poder judicial por el estado, y la laicidad total del estado, amén de una progresión fiscal muy elevada para despojar a la burguesía de sus privilegios.

 

Esa es la curiosidad, una sociedad a la que durante años se le ha mostrado el marxismo como una calamidad para el mundo, lo tiene tan arraigado que su solo pronunciamiento da grima, y claro a nadie se le escapa que todos esos cambios que exigimos en las protestas, tienen un nombre que si no es marxismo se le parece muchísimo, el marxismo es una ideología que tiene como principal motor ideológico, el desposeer a la burguesía de todo el control sobre la economía para trasvasárselo al trabajador, siendo el estado el que controle los principales ejes económicos de la sociedad y garantice su redistribución, cuando más arriba decía que el marxismo estaba penetrando como un cuchillo en la mantequilla en las democracias capitalistas me refería e esto anterior, está penetrando disfrazado de modernidad, pero la esencia, el núcleo, está como  él es  de verdad, una lucha sin cuartel hasta vencer a la burguesía capitalista, hoy lo disfrazan con apelativos curiosos, hoy es la lucha es de los de abajo contra los de arriba dicen, ¿curioso verdad? Pero… ¿los trabajadores no han sido siempre los de abajo? Pues eso, que cambian la lucha del proletariado, por la pelea de los de abajo contra los de arriba, y el resultado es el mismo, marxismo, pero bueno tampoco hay que ser tan puristas, los tiempos cambian los envoltorios también, pero si la esencia es la misma ¿Qué importancia puede tener? Por eso hacia la pregunta al comienzo de este capítulo, si usted es trabajador y está de acuerdo con las reivindicaciones de los movimientos que protestan en las plazas, ¿puede decir que no es marxista, o que el marxismo es malo?

 

Solo podremos avanzar si derrotamos a las burguesías

La historia nos ha demostrado que la lucha contra la burguesía es muy dura, y solo se puede conseguir o con revoluciones o con una concienciación masiva del pueblo para avanzar en las urnas hacia un estado socialista y marxista como está ocurriendo hoy en Venezuela por ejemplo, ¿Cómo se podría estructurar una sociedad comunista en un entorno no hostil?, asunto este nada baladí ya que todos los estados comunistas que se han dado hasta la fecha han tenido que soportar la agresividad encolerizada de las naciones capitalistas, arrastrándolos a una escalada belicista y de aislamiento comercial que difícilmente se podría uno imaginar su desarrollo sin estos condicionantes crónicos, que además suele provocar el enroque de los gobernantes de las naciones comunistas.

Si detenemos el mundo en estos momentos para analizar el capitalismo burgués como forma idónea de gobierno, enseguida podemos apreciar que nada más lejos de la realidad, el abismo al que le ha abocado el capitalismo es demasiado siniestro como para soportarlo un minuto más, así que no queda otra que luchar contra él y además urgentemente porque los avances tecnológicos están poniendo en manos del fascismo unas herramientas de control del ciudadano que cualquier día nos podemos despertar y ver que no nos queda ni un átomo de esperanza, piense en todos los luchadores que hoy protestan en todas las plazas de España arriesgando su físico y un posible encarcelamiento, lo están haciendo por usted también, ¿Qué exigen?, muy poca cosa comparado con lo que nos han quitado, solo tiene como decía al principio de esta reflexión que darse una vuelta por las páginas de movimiento 15M, 25-S, Democracia real Ya, y el más reciente del Frente Cívico impulsado por Julio Anguita en la Web del Colectivo Prometeo.

 

Etiquetado en POLÍTICA

Comentar este post

casín 10/10/2012 15:13


Hola a todos, soy un indignado anónimo, he estudiado lo que he podido, no
tengo ningún máster de nada, no he sido director de ningún periódico, ni redactor, ni becario, ni siquiera he comido con nadie importante, cuando visito algún lugar solo lo disfruto y ya está,
regreso sin ser un experto consumado de ese lugar, su forma de vida y el carácter de sus gentes, nunca he escrito un libro, y.. casi me avergüenza decirlo, pero nunca he sido tertuliano, pero eso
si, soy un ciudadano indignadísimo con los derroteros por los que nos lleva el capitalismo por lo que hay que decir  ¡¡BASTA YA!!


Pues la verdad es que describes muy bién el porqué de la dificultad de seguir tu lógica en este articulo.... Es un esfuerzo leer todo lo que quieres decir.... Y un ejemplo de la
importácia de la educación continuada y de apertura mental. Además, tantísimas palabras para decir lo que se podria expresar en cuatro párrafos....


En fin, que no eres diferente de los que predican el evangelio o cualquier otro dogma.... Es cuestión de fé y ya.... y debemos tomar tu berborrea por la verdad.


Yo continuo siendo agnóstico y no me convencen ni tus argumentos ni tu forma de expresarlos.... Y estoy tan indignado o mas que tu!


Cuando hablas de "trabajadores" a quién te refieres? Y cuando hablas de "burguesia", quién la forman? Entre todas esas palabras, no encuentro nada del ejército, ni la policia, ni la
educación profesional, ni siquiera del trabajo por sí mismo.... 


Mi consejo es que participes mas en tertúlias con diferentes puntos de vista para estar expuesto a un poco de lo que otras gentes piensan!